Escrito por Tendenzias

En qué consiste el delito de amenazas

La amenaza es un delito que consiste en coartar una persona para anular su libertad e imponerle un modo de actuar que solo tiene razón de ser porque está influido por el temor de sufrir un daño grave de manera más o menos inminente. La inseguridad que  siente en ese momento afecta así a su razonamiento y libertad moral.

Para que una amenaza se considere un delito debe cumplir un par de requisitos que te especificamos a continuación:

  • El sujeto activo (quien amenaza) debe tener intención o dolo y posibilidad de hacer realidad la amenaza.
  • La amenaza debe ser sin derecho. Por ejemplo, no es amenaza decir que vamos a denunciar a alguien por un delito que ha hecho.
  • También es importante tener en cuenta que el delito de amenazas se consuma al hacerlas, no hace falta que tengan un resultado final. Su importancia, y por consiguiente su pena, se agrava cuando las amenazas se hacen de forma anónima o con el uso de armas.

    La pena por un delito de amenazas, según la ley española, va de 1 a 5 años de prisión. Esta cifra varia si se incluyen agravantes como el condicionamiento de las amenazas (con, por ejemplo, una extorsión), si se realizan a través de cualquier medio de comunicación o si se  dirigen contra un colectivo de personas a la vez. Por otra parte, hay que decir que amenazar con hacer un daño que no es delito implica penas que no van más allá de los 2 años de prisión o multa.

    Lo más interesante
    Top 6
    artículos
    Síguenos